Mi Universar

martes, 3 de mayo de 2016

La rigidez de los muertos


Resulta desagradable y algo molesto por cierto
es horrible e impresiona la rigidez de los muertos.

Una frialdad que lacera los más hondos sentimientos
por qué será que a sus almas las lleva lejos el viento.

Sólo nos queda su carne para abonar nuestra tierra
y memorias sempiternas a las que uno se aferra.

Es triste la despedida sin poder decir adiós
es un trayecto de ida de quien se fue y no volvió.

Algún día partiremos como llegamos al mundo
sin ninguna pertenencia como todos los difuntos.

Tal vez entonces sepamos lo que pasa con el alma
guardaremos el secreto y batiremos las palmas.

Ruben Edgardo Sánchez, 9 de mayo de 2014