Mi Universar

domingo, 21 de septiembre de 2014

Parte de mi herencia


En esto que ahora escribo no hay ninguna vanagloria
es una página negra que reposa en mi memoria.

Reniego de mi apellido por aquel que me lo dio
no me refiero a mi abuelo que fue quien se lo cedió.

Mi hija también lo lleva pero allí se quedará
seguramente mis nietos otro apellido tendrán.

En nuestra genealogía no debería estar
aquel que la deshonrara por interés personal.

No todo lo que uno escribe le ha tenido que pasar
sin embargo en este caso es algo muy personal.

El apellido que porto tiene un estigma vital
sólo me resta honrarlo para poderlo limpiar.

Ruben Edgardo Sánchez, 21 de septiembre de 2014