Mi Universar

viernes, 8 de abril de 2016

Los dirigentes II (Con los bolsillos vacíos)


Quienes llegan al poder con vocación democrática
no pueden irse después acusados de apátridas.

Sin embargo hay mandatarios que deshonran su labor
buscan beneficio propio e ignoran a su nación.

Juran servir a la patria en el acto de asunción
luego actúan cual si fueran un simple y vulgar ladrón.

Carecen de dignidad son seres muy repugnantes
se burlan de quienes fueron en las urnas sus mandantes.

Los dirigentes honestos son pocos pero esenciales
son personas muy decentes y a la vez fundamentales.

Don Arturo Umberto Illia también Raúl Alfonsín
son ejemplos argentinos de modelos a seguir.

Se fueron como llegaron con su nombre y apellido
dando las gracias al pueblo por haberlos elegido.

Y a cambio de ello entregarles lo mejor que han podido
terminando sus mandatos con los bolsillos vacíos.

Ruben Edgardo Sánchez, 8 de abril de 2016