Mi Universar

domingo, 21 de mayo de 2017

Amanecer otoñal


A esta hora está durmiendo gran parte de la ciudad
es un domingo propicio para poder descansar.

Las calles están desiertas hay muy poca actividad
al cabo de algunas horas se empezarán a poblar.

Saldrán con algún paraguas o un impermeable quizás
si es que no quieren mojarse con toda el agua que cae.

Las veredas empapadas y el aire con humedad
la atmósfera está cargada con agua que viene y va.

El pavimento mojado y algún coche en soledad
que navega por las calles como navío en el mar.

El mal tiempo por ahora no está dispuesto a cambiar
precipita la garúa en la mañana otoñal.

Ruben Edgardo Sánchez, 21 de mayo de 2017

Foto: Nilda Torija