Mi Universar

sábado, 24 de septiembre de 2016

Un viaje de ida (Versos alejandrinos anapésticos 6)


A menudo tenemos discusiones banales
sin querer reaccionamos con respuestas bestiales.

No tenemos en cuenta el dolor que causamos
desatamos la ira luego no la frenamos.

Las heridas abiertas tardan mucho en cerrarse
cuando algo se rompe ya no puede arreglarse.

Cuantas más agresiones más distancia ponemos
el retorno no es fácil del dolor no volvemos.

Si sembramos el odio odiaremos con creces
es mejor evitarlo aunque cueste a veces.

Procuremos entonces reprimir nuestra ira
porque en todos los casos es un viaje de ida.

Ruben Edgardo Sánchez, 24 de septiembre de 2016