Mi Universar

lunes, 26 de diciembre de 2016

Entre las piedras de un muro


Si es que se lo propone
no hay manera de evitar
que ella se manifieste
con todo su potencial.

El lugar más peligroso
el sitio más complicado
aunque resulte improbable
será el más indicado.

Jamás pedirá permiso
ni lucirá reticente
pues tratándose de ella
siempre dará su presente.

No importa de qué manera
ni con cuánta intensidad
entre las piedras de un muro
ella incluso nacerá.

Ruben Edgardo Sánchez, 26 de diciembre de 2016