Mi Universar

lunes, 1 de junio de 2015

Luna sobre el Illimani


En las alturas andinas de la ciudad de La Paz
el ocaso nos presenta un escenario singular.

Por detrás del Illimani se yergue la luna llena
el sol aún baña la cumbre nevada de este emblema.

Illimani es una voz propia de la lengua aimara
traducida al castellano es un águila dorada.

Esta imponente montaña que se alza solitaria
desafía a diario al cielo con varias crestas nevadas.

Cinco picos principales conforman este macizo
que alguna vez fue un volcán desde hace tiempo extinguido.

Con su cresta salpicada de picos de hielo y roca
su esplendorosa presencia nuestra admiración provoca.

Esta empinada montaña desde la ciudad se observa
con sus perfilados picos cubiertos de nieve eterna.

Varía constantemente su bella coloración
por los cambios atmosféricos y el movimiento del sol.

Hasta llegar a extinguirse en blanco pálido eterno
cambiando su colorido tras las nieves y los hielos.

Macizo guardián y emblema de la ciudad de La Paz
uno de los más hermosos de la cordillera Real.

Ruben Edgardo Sánchez, 1 de junio de 2015