Mi Universar

jueves, 28 de agosto de 2014

Es muy justo y lo merezco


Recuerdo el viernes pasado cuando salí de la escuela
una profunda emoción sentí al pisar la vereda.

Sensación de bienestar respiración muy profunda
mis ojos con humedad convertidos en laguna.

Caminando y recordando una vida de trabajo
por más de cuarenta años muchas veces a destajo.

Fui empleado de comercio y más tarde fui bancario
hasta que al fin decidí ser un docente primario.

Así estaba recorriendo como ráfagas mi historia
mi camino de regreso colmado con mis memorias.

Concentrado palpitaba mi próximo jubileo
me repetía mil veces: “Es muy justo y lo merezco.”

Con mis ojos lacrimosos en voz muy baja tratando
de que ninguno me oyera lo que estaba susurrando.

Pensarían “Está loco” y sí, lo estaba por cierto
desbordante de alegría esperando ese momento.

Una ansiedad natural por entonces yo tenía
el momento esperado se acercaba cada día.

Hoy se hizo realidad soy un feliz jubilado
y ya me dieron las gracias por los servicios prestados.

Ruben Edgardo Sánchez, 12 de julio de 2013