Mi Universar

domingo, 6 de septiembre de 2015

Vanas lisonjas


Es algo extraño
resulta sospechoso
tanto respeto.

Es un engaño
esconde alguna trampa
cualquier exceso.

Es preferible
tener menos elogios
y más aliento.

Es más creíble
también reconfortante
y placentero.

Vanas lisonjas
palmadas en la espalda
puñal certero.

Un buen abrazo
que llegue desde el alma
es más sincero.

Ruben Edgardo Sánchez, 6 de septiembre de 2015