Mi Universar

miércoles, 26 de abril de 2017

Amor a la libertad


Un bebé apenas se para comienza a caminar
la madre se desespera porque puede tropezar.

Lo persigue temerosa y él se empieza a alejar
se siente libre y entonces anda de aquí para allá.

“Corre madre detrás mío que no me vas a alcanzar”
piensa el niño mientras ríe y empieza a trastabillar.

Desde el día en que nacemos nos queremos liberar
deseamos sortear los límites que nos impiden andar.

No nos gusta ser un títere a quien pueden manejar
con el aire que inhalamos ya podemos respirar.

Andar sin temor la vida y sin miedo a fracasar
es la expresión más genuina de amor a la libertad.

Ruben Edgardo Sánchez, 26 de abril de 2017