Mi Universar

domingo, 3 de julio de 2016

Una bomba de tiempo


Sólo un puñado de ricos posee tanta riqueza
como el resto de la gente que habita en el planeta.

Es un mundo miserable con una pobreza extrema
en tanto que algunos ricos tienen su panza bien llena.

Una gran concentración de riqueza en unos pocos
resulta una inconcebible obra de necios y locos.

Jamás están satisfechos con los bienes que acumulan
cual enfermos insaciables mala sangre les circula.

Existe una economía al servicio de unos pocos
un puñado de ladinos se está quedando con todo.

La desigualdad extrema que hoy existe en el mundo
está alcanzando valores insoportables y absurdos.

El entramado mundial de paraísos fiscales
permite a una minoría ocultar sendos caudales.

Para poder hacer frente a la pobreza mundial
es preciso eliminar esta gran desigualdad.

Tanta falta de equilibrio provoca gran descontento
genera mucha violencia y es una bomba de tiempo.

Ruben Edgardo Sánchez, 3 de julio de 2016

Ilustración: Pawel Kuczynski