Mi Universar

sábado, 4 de febrero de 2017

Elisa Forti, campeona de la vida


Al cumplir setenta años ella empezó a correr
quería salir de su casa y no sólo envejecer.

Ahora tiene ochenta y dos y aún sigue corriendo
se siente muy orgullosa de poder seguir haciéndolo.

Es un verdadero ejemplo de constancia y de tesón
no le importa quedar última en una competición.

Sólo pretende llegar a la meta establecida
con eso está satisfecha y da gracias a la vida.

Es una mujer feliz porque se siente orgullosa
de lo que pudo lograr desde que es corredora.

Y es un ejemplo a seguir una mujer decidida
se llama Elisa Forti y es campeona de la vida.

Ruben Edgardo Sánchez, 4 de febrero de 2017