Mi Universar

sábado, 1 de octubre de 2016

Si es posible en primavera


Quisiera poder vivir sin tener conciencia alguna
de que me voy a morir de manera inoportuna.

Que suceda de improviso sin que me pueda dar cuenta
en el momento preciso en que ella se presenta.

Que mi último aliento sea igual a cualquier otro
que no implique sufrimiento ni el mío ni el de los otros.

Que podamos comprender que la vida es un regalo
y también reconocer que vivimos de prestado.

Que hacemos lo que podemos para poder disfrutar
y desde siempre sabemos que nuestro paso es fugaz.

Cuando me venga a buscar seguro estaré durmiendo
y entonces me va a encontrar plácidamente sonriendo.

No la voy a saludar ni a implorarle por mi vida
porque por lo general se hace la distraída.

Si pudiera decidirlo preferiría que fuera
un día soleado y tibio si es posible en primavera.

Ruben Edgardo Sánchez, 1 de octubre de 2016