Mi Universar

domingo, 16 de octubre de 2016

Luna llena de octubre


Una luna siempre sola
se desplaza por el cielo
compañera generosa
en las noches de desvelo.

Aunque parezca mentira
podemos ver sus dos ojos
sus orificios nasales
y hasta su boca de asombro.

Nos observa muy atenta
sin decir ni una palabra
surca el cielo por las noches
hasta que despunta el alba.

Su belleza platinada
redonda y muy silenciosa
tan serena y aplomada
luce siempre majestuosa.

Ruben Edgardo Sánchez, 16 de octubre de 2016