Mi Universar

jueves, 27 de octubre de 2016

Las bondades de este día


Con el cielo despejado en la ciudad de Buenos Aires
en la terraza de casa me tomo el sol de la tarde.

Sopla una brisa muy fresca como la brisa del mar
los ojos cierro y me veo muy lejos de la ciudad.

Aquí no rompen las olas sólo rugen los motores
en lugar de las gaviotas hay palomas y gorriones.

Espero ansiosamente regresar muy pronto al mar
disfrutar del aire libre entre tanta inmensidad.

En tanto ahora contemplo las bondades de este día
que se muestra generoso y me despierta alegría.

Cuando el día está tan lindo dan ganas de ir corriendo 
en busca del aire libre aunque sople fuerte el viento.

Ruben Edgardo Sánchez, 27 de octubre de 2016