Mi Universar

sábado, 17 de febrero de 2018

Que el viento cambie de rumbo


Soplaron vientos de cambio en la República Argentina
y hoy padecen tristemente centenares de familias.

Sembraron semillas de odio y ahora están cosechando
el pueblo está dividido entre uno y otro bando.

Las promesas incumplidas se las va llevando el viento
bien saben que mansamente no frenan el descontento.

Las fuerzas de represión están dispuestas a todo
cercenan nuestros derechos hundiéndolos en el lodo.

Mientras tanto padecemos las consecuencias de un cambio
que de a poco van causando un pronunciado desánimo.

Tendremos el año próximo comicios presidenciales
que el viento cambie de rumbo para aliviar nuestros males.