Mi Universar

viernes, 17 de abril de 2015

De amanecida


Vuela el ave sobre el techo de una casa en la campiña
y a lo lejos la contemplan sendas nubes coloridas.

Otras tantas compañeras sobre el tejado descansan
mientras la aurora despunta y el astro rey se levanta.

El rocío de la noche dejó su huella en las tejas
y en la mullida gramilla que está detrás de las rejas.

La esperanza se renueva al despuntar cada día
y los sueños de la noche esperan su amanecida.

Ruben Edgardo Sánchez, 16 de abril de 2015