Mi Universar

lunes, 16 de marzo de 2015

Sin castigo no hay justicia


De a poco vamos perdiendo con el correr de los años
la capacidad de asombro que teníamos antaño.

Es que a menudo suceden hechos horribles y cruentos
que no podemos hallar ni en los más terribles cuentos.

Nos vamos acostumbrando a recibir las noticias
que a diario nos van contando que el mundo es una inmundicia.

La vida no vale nada y ahora menos que nunca
azarosa es la existencia sólo nos quedan preguntas.

No existe nada peor que nos pudiera pasar
que tomar estas cuestiones como cosas del azar.

No son hechos contingentes ni caprichos del destino
son acciones meditadas que merecen un castigo.

Las leyes fueron creadas para que se haga justicia
deben purgar su condena los que actúan con malicia.

Maltratan a animales mujeres niños y ancianos
el infierno está en la tierra y ya ni cuenta nos damos.

Dónde está el germen del mal? Dentro de cada persona!
Cada quien sabrá qué hacer: si lo gesta o lo abandona.

Evitemos la venganza no se paga mal con mal
pero a quien merece pena no podemos perdonar.

Ruben Edgardo Sánchez, 16 de marzo de 2015