Mi Universar

sábado, 24 de marzo de 2018

Nuestros desaparecidos



Corría el mes de marzo cuando el día veinticuatro
comenzó una pesadilla que nos causó mucho daño.

Había muerto Perón un par de años atrás
su esposa Isabelita no podía gobernar.

El dieciocho de diciembre bombardearon la Rosada
para que la presidenta pudiera ser derrocada.

El intento fracasó pero sentó un precedente
arrestaron a Isabel a la semana siguiente.

Civiles y militares usurparon el poder
lo hicieron supuestamente en cumplimiento del deber.

Concentraron en sus manos la suma del poder público
actuaron impunemente con procederes impúdicos.

Carentes de compasión y de valores morales
cometieron salvajadas y viles barbaridades.

Hubo muchos torturados en los centros de exterminio
si no había información los arrojaban al río.

Faltaba un cuarto de siglo cuando comenzó el martirio
que nos digan dónde están nuestros desaparecidos.