Mi Universar

jueves, 11 de enero de 2018

Aquí está de vuelta el sol


Caminar descalzo es lindo y al andar dejar marcadas
las huellas de nuestros pies sobre la arena mojada.

Sentir que somos los dueños del espacio circundante
viendo cómo sale el sol sobre el agua del levante.

Verlo brillar nuevamente reflejado sobre el agua
fundido en el horizonte a lo largo de la playa.

Contemplarlo cuando emerge tan radiante y luminoso
bañando el extenso mar con sus rayos candorosos.

Ver cómo les da color a los médanos de arena
y cómo alegremente las aves revolotean.

Renacer una vez más después de una larga noche
aquí está de vuelta el sol y para él no hay reproches.