Mi Universar

sábado, 1 de julio de 2017

Bienvenido sea el invierno


Sentado en la reposera disfruto una brisa suave
que acaricia mis mejillas en una preciosa tarde.

Brilla el sol como acostumbra entre nubecillas blancas
en este día de invierno que a ninguno nos espanta.

Se muestra muy agradable templado y tan apacible
que a esta altura del año no resulta muy creíble.

Vicisitudes del tiempo que siempre nos da sorpresas
y los muñecos de nieve que esperan salir a escena.

Nos restan julio y agosto y en septiembre primavera
con el renuevo de vida que todo el mundo espera.

Bienvenido sea el invierno si se mantiene este clima
pues podemos disfrutarlo sin mucha ropa encima.

Ruben Edgardo Sánchez, 1 de julio de 2017