Mi Universar

jueves, 15 de junio de 2017

Los verdaderos discapacitados


Ciertos discapacitados no tienen perdón de Dios
los que quitan las pensiones de los que en verdad lo son.

Funcionarios de gobierno con gran ceguera mental
dejan miles de indefensos sin remedios y sin pan.

Toman una lista fría con nombres y apellidos
y determinan sin más que no merecen subsidios.

Los dejan sin protección y librados a la suerte
detrás de los escritorios firman sentencias de muerte.

Hoy estamos en las manos del demonio y sus secuaces
apátridas insensibles por sobre todo incapaces.

Dejarán tierra arrasada cuando acaben sus mandatos
merecerían la cárcel por gestionar el maltrato.