Mi Universar

lunes, 19 de junio de 2017

Las mieles de la vida


Disfruto el sol vespertino mientras se acerca el invierno
con un cuaderno y un lápiz escribiendo algunos versos.

Ingiero un café caliente cortado con leche tibia
galletas de chocolate rellenadas con vainilla.

De vez en cuando circula una brisa fría y suave
y surcan el firmamento algunas gráciles aves.

En dónde estará el artista que pintó este cielo hermoso
de color azul celeste y el sol vestido de oro.

Más no se puede pedir porque es toda una hermosura
qué bella tarde de otoño que nos ofrenda natura.

A veces la vida es bella y nos regala estas mieles
para endulzarnos un poco y estar de parabienes.