Mi Universar

miércoles, 14 de junio de 2017

Cuando el alma vuelve al cuerpo


Uno vive en un espacio y un tiempo determinados
circunstancias mensurables que nos tienen sujetados.

El como el donde y el cuando acotan nuestra existencia
y un escenario común que encuadra nuestras vivencias.

Nuestra vida está enmarcada en situaciones contingentes
que hacen impredecibles algunos hechos presentes.

No podemos controlar todo lo que nos rodea
somos seres vulnerables como barca en la marea.

Solemos atravesar momentos muy complicados
que debemos resolver sin sentirnos maniatados.

Cuando pasa el temporal recuperamos la calma
nos sentimos relajados y al cuerpo regresa el alma.