Mi Universar

viernes, 12 de mayo de 2017

No es lo que merecemos


Solemos chocar las copas para desearnos salud
cuando el deseo se cumple gozamos de esa virtud.

Por suerte la enfermedad nos llega de vez en cuando
ingerimos los remedios y así nos vamos curando.

Sin embargo algunos males se empecinan en quedarse
nos hostigan sin piedad y tardan tiempo en marcharse.

Hay otros que llegan lejos nos empujan al abismo
no podemos ahuyentarlos ellos son nosotros mismos.

Ocupan nuestro lugar y se hacen dueños de casa
y allí es cuando no podemos darnos cuenta qué nos pasa.

Nos miramos al espejo y no nos reconocemos
casi sin fuerzas clamamos que no es lo que merecemos.

Ruben Edgardo Sánchez, 12 de mayo de 2017