Mi Universar

martes, 16 de mayo de 2017

La culpa no es del vecino


Suele pasar y no es raro cometer un desatino
dicen que errar es humano y perdonar es divino.

Es fácil cargar las culpas en la mochila del otro
haciendo que lleve el peso que concebimos nosotros.

No hay nadie que sea infalible es fácil equivocarse
más tarde llegará el tiempo en que habrá de lamentarse.

Resulta muy importante escoger bien el camino
conforme sea la elección será entonces el destino.

Debemos hacernos cargo de aquello que nos compete
aunque nos duela saber que caímos en un brete.

No podemos endilgarle la culpa a nuestro vecino
la responsabilidad siempre es nuestra mis amigos.

Ruben Edgardo Sánchez, 16 de mayo de 2017