Mi Universar

sábado, 22 de abril de 2017

Nuestro país está en venta


Este modelo económico no cierra sin represión
nadie resigna derechos para agradar al patrón.

Un ajuste tan salvaje en beneficio de pocos
puede durar solamente un abrir y cerrar de ojos.

La industria se desvanece frente a tanta importación
de productos fabricados en el mercado exterior.

El cierre de muchas fábricas genera sendos despidos
 la canasta familiar contiene sólo vacío.

Infinidad de comercios deben bajar las persianas 
la recesión cala hondo con gente desocupada.

Mientras millones padecen muy pocos se benefician
nuestro país está en venta y no es una gran noticia.

Ruben Edgardo Sánchez, 22 de abril de 2017