Mi Universar

jueves, 30 de marzo de 2017

Caminante no hay camino


A menudo es engorroso encontrar una salida
damos vueltas y más vueltas en el punto de partida.

Hasta que damos el paso necesario y trascendente
aunque el mismo nos parezca azaroso y contingente.

A partir de ese momento se nos abre el camino
las dudas se desvanecen y todo se hace sencillo.

Se diluyen los fantasmas que acechaban nuestros pasos
nos sentimos más seguros dejamos de hacerles caso.

No tememos tropezar por andar a paso firme
el camino es nuestro aliado porque nos sentimos libres.

“Caminante no hay camino se hace camino al andar”
cantaba muy sabiamente nuestro querido Serrat.

Ruben Edgardo Sánchez, 30 de marzo de 2017