Mi Universar

domingo, 12 de febrero de 2017

Me iré sin remordimientos


No me apuren porque aún debo disfrutar la vida
no es el momento indicado para hablar de despedidas.

He de irme cuando quiera y me parezca oportuno
todavía es muy temprano no terminé el desayuno.

Como ven no tengo prisa me tomo la vida a sorbos
cuando me llegue el momento sabré que no hay retorno.

Una sola dirección sólo un camino de ida
viajaré sin equipaje cuando sea mi despedida.

Me iré sin remordimientos y sin ninguna amargura
agradeciendo a la vida que me dio buena ventura.

Ruben Edgardo Sánchez, 12 de febrero de 2017