Mi Universar

jueves, 19 de enero de 2017

Empobrecimiento brutal


La mitad de la riqueza acumulada en el mundo
está en manos de unos pocos avariciosos inmundos.

No tienen moral ni alma se desviven por dinero
siguen sumando millones siempre a costa de sus pueblos.

Carecen de compasión por los más necesitados
los tratan como a un objeto los tiran después de usarlos.

Reúnen las condiciones para ganar el infierno
y padecer los tormentos con un sufrimiento eterno.

Tan sólo el uno por ciento de la población mundial
posee más riqueza que el resto de la humanidad.

Noventa y nueve por ciento de todos los habitantes
debe entonces contentarse con una mísera parte.

Ruben Edgardo Sánchez, 19 de enero de 2017