Mi Universar

lunes, 19 de diciembre de 2016

Yo, argentino


No aprendemos del pasado porque somos ignorantes
olvidamos nuestra historia y caemos como antes.

No hace falta ser muy sabio para entender lo que pasa
somos un pueblo infeliz guiado por oligarcas.

Presumimos de sabiondos pero somos muy ingenuos
lejos de ser superhombres resultamos ser pequeños.

No brillamos como plata aunque somos "argentinos"
nos engañan como a chicos con una copa de vino.

No podemos repetir los errores del pasado
hace apenas quince años nos robaron lo soñado.

Y ahora pasa lo mismo nos vacían los bolsillos
y seguimos festejando porque somos argentinos.

Ruben Edgardo Sánchez, 19 de diciembre de 2016


"Yo, argentino" es un modismo propio de la Argentina, en el que el interlocutor que lo pronuncia declara no involucrarse en cuestiones de principios, al estar en juego otros intereses de tipo más tangible o inmediato. Enunciado siempre en primera persona, se lo utiliza usualmente como sinónimo de "yo no me meto", o bien con un significado cercano al de "no me hago responsable" –ya sea de un acontecimiento sucedido o por suceder– expresando en este último caso un sentimiento equivalente al del "lavado de manos" de Poncio Pilato. La palabra «argentina» proviene del latín argentum (plata), y en el idioma español comenzó a utilizarse primero como un latinismo y adjetivo poético.
Wikipedia