Mi Universar

domingo, 18 de diciembre de 2016

Peces del infierno


Hoy llueve en Buenos Aires y no es agua bendita
es que nuestra Argentina parece estar maldita.

Porque las gotas de lluvia son las lágrimas de un pueblo
que está harto de sufrir cuando le truncan sus sueños.

Suele comprar a menudo las promesas de campaña
y después de los comicios los políticos lo engañan.

Tal vez algún día aprenda que los globos coloridos
cuando se mojan un poco siempre acaban desteñidos.

Los pintan para engañar a un pueblo muy incauto
que aunque luego se arrepienta no puede evitar el daño.

Pues los peces de colores se terminan destiñendo
y terminan devorados por los peces del infierno.

Ruben Edgardo Sánchez, 18 de diciembre de 2016