Mi Universar

miércoles, 14 de diciembre de 2016

La lechuza camuflada


Con los ojos bien abiertos
una lechuza rojiza
permanece inmutable
mezclada con las frutillas.

Su mirada es tan atenta
y enfocada en lo que ve
que no admite parpadeos
que la puedan distraer.

Perseverante observa
con denodada afición
y su par de ojos redondos
no desvían su atención.

Concentrada y vigilante
su mirada agudiza
la lechuza camuflada
en medio de las frutillas.

Ruben Edgardo Sánchez, 14 de diciembre de 2016