Mi Universar

jueves, 10 de noviembre de 2016

Nuestros derechos


En cuestiones de derechos
los que tiene una persona
acaban donde comienzan
los de las otras personas.

Exigimos con ahínco
que no cercenen los nuestros
por lo tanto es menester
respetar a los ajenos.

Habría que imaginarlo
de manera especular
mirándonos al espejo
el otro es un igual.

Merece el mismo respeto
que me prodigo a mí mismo
no hacerlo indicaría
cierto grado de egoísmo.

Ruben Edgardo Sánchez, 10 de noviembre de 2016