Mi Universar

miércoles, 5 de octubre de 2016

Sueño profundo


Qué incómodo es despertarse sin saber qué día es
qué día de la semana qué año y también qué mes.

No es muy común que suceda pero nos pasa a veces
y en estas circunstancias el desconcierto nos vence.

Nos levantamos mareados en busca de información
que nos permita ubicarnos con certeza y precisión.

Quedamos paralizados en estado de inconciencia
buscando ansiosamente un punto de referencia.

Al ser tan profundo el sueño nos alejamos del mundo
a distancias siderales sin saber cuál es el rumbo...

que nos permita el regreso a una toma de conciencia
y podamos superar esta extraña experiencia.

Ruben Edgardo Sánchez, 5 de octubre de 2016