Mi Universar

lunes, 17 de octubre de 2016

La Revolución de la Alegría


El Impuesto a la Pobreza el del valor “agregado”
sigue más vivo que nunca y azota a los relegados.

Conocido como el IVA un impuesto recesivo
encarece los productos que compran pobres y ricos.

Aquellos que menos tienen son los más perjudicados
por lo tanto no son ellos los que deberían pagarlo.

Mientras tanto con descaro el gobierno argentino
el Impuesto a la Riqueza les reintegró a los ricos.

El mismo que habían pagado porque les correspondía
vuelve a caer en sus manos y los colma de alegría.

Esta es la Revolución de los Globos de Colores
están felices los ricos y los demás... que no lloren.

Ruben Edgardo Sánchez, 17 de octubre de 2016