Mi Universar

lunes, 5 de septiembre de 2016

El regreso de la vida


Alguien que llora de pena
y no sabemos por qué
son las lágrimas del cielo
que no dejan de caer.

Precipitan sin recato
sin pedir permiso alguno
tal vez cuando acabe el llanto
sea el momento oportuno.

Para despejar la angustia
y el dolor de otro invierno
que se retira inclemente
cediendo el paso al buen tiempo.

Y con él la primavera
el regreso de la vida
que una vez más se renueva
para darnos su alegría.

Ruben Edgardo Sánchez, 5 de septiembre de 2016