Mi Universar

viernes, 12 de agosto de 2016

Todos por Alejo


Hasta no hace mucho tiempo eras un niño normal
pero un día te encontraron un gran tumor cerebral.

Tus padres te acompañaron con su cariño infinito
alentando la esperanza de que continuaras vivo.

Tristemente tu estadía fue breve y muy complicada
se hizo todo lo posible para que al fin te curaras.

Tu corta vida ha dejado un recuerdo imborrable
con tu alegría infinita y tu sonrisa adorable.

Esa estrella en donde habitas seguramente ha de ser
la más brillante del cielo la de un nuevo amanecer.

Deja que brille su luz con el color más radiante
dibujado en tu sonrisa luminosa y fulgurante.

Ruben Edgardo Sánchez, 26 de junio de 2016