Mi Universar

jueves, 11 de agosto de 2016

Las Madres de Plaza de Mayo


“2.000 rondas”

Qué es lo que no daría una madre por sus hijos
engendrados en su vientre desde que son pequeñitos.

Sean uno o treinta mil las madres siempre marcharon
reclamando por sus hijos a quienes nunca olvidaron.

Debían andar de a dos porque más no permitían
pues si eran tres o más al grupo lo disolvían.

Aún hoy siguen queriendo saber qué fue de sus hijos
si están cerca o están lejos si están muertos o están vivos.

Dos mil rondas a la plaza reclamando por sus hijos
muertos por la Dictadura o bien desaparecidos.

Azucena Esther y Mary eran madres combativas
y fueron de las primeras madres desaparecidas.

Sabían que era riesgoso que peligraban sus vidas
sin embargo no temían eran madres decididas.

Fueron y serán siempre nuestras Madres de la Plaza
las de los pañuelos blancos a quienes el pueblo abraza.

Ruben Edgardo Sánchez, jueves 11 de agosto de 2016