Mi Universar

domingo, 7 de agosto de 2016

Hipotecando el futuro


A lo lejos en la niebla se dibuja el Taj Mahal
en primer plano se observa un enorme basural.

En la era en que vivimos abundan estos contrastes
concentración de riquezas contra pobreza y desastres.

Empresarios impiadosos tan sedientos de poder
valoran más el dinero que incluso su propio ser.

Saben que hacen mucho daño a la humanidad entera
de tanto explotar recursos que abortan la primavera.

No les interesa el daño que entonces pueden causar
con sus mezquinos deseos de enriquecerse aún más.

Cegados por la avaricia y la insaciable ambición
tampoco su descendencia tendrá un futuro mejor.

Heredarán la costumbre que le inculcaron sus padres
apropiarse sin medida de todo lo que es rentable.

Empeñarán sus esfuerzos en acumular riquezas
hipotecando el futuro de nuestra naturaleza.

Ruben Edgardo Sánchez, 7 de agosto de 2016