Mi Universar

jueves, 23 de junio de 2016

Querida Lucy


Aquí estamos compañera pues te seguimos queriendo
quienes te amamos en vida lamentamos tu deceso.

Si pudieras hoy sentir como ayer nuestra presencia
y nuestro amor infinito llorarías de contenta.

Sabrías que impregnaste nuestras vidas para siempre
con tu hermosa sencillez con tu bondad y tu temple.

Con tu lealtad y tu amor tu singular bonhomía
tu ser diáfano y radiante fuiste una gran compañía.

Con tu laboriosidad tu valor y tu modestia
con tu gran compañerismo con tu cariño y tu entrega.

Una huella imborrable nos dejaste en nuestras vidas
las personas como vos nunca jamás se olvidan.

Aquí estamos hoy presentes para expresar el dolor
que ha causado en nuestras vidas tu prematuro adiós.

Para dar las condolencias y también manifestar
nuestra pena más profunda con un sentido pesar.

Deseando que tu recuerdo perdure al pasar los años
siempre en nuestros corazones sin resultarnos extraño.

Porque fuiste una mujer bondadosa y ejemplar
siempre desinteresada con vocación para dar.

Ruben Edgardo Sánchez, viernes 22 de junio de 2012