Mi Universar

jueves, 16 de junio de 2016

Pensar antes de hablar


Preguntan qué estoy pensando cuando navego en la red
quieren saber lo que pienso cuando ingreso cada vez.

Sucede que muchas veces no lo puedo compartir
conviene poner un filtro para poder convivir.

Resultan desagradables y además inadecuadas
las expresiones soeces de personas desbocadas.

A menudo la ironía suaviza nuestras reacciones
e impide que liberemos la ira con agresiones.

La palabra puede herir mucho más que una trompada
conviene guardar silencio y evitar decir pavadas.

Porque nadie está exento de cometer un error
exponerlo frente a todos puede resultar peor.

Ruben Edgardo Sánchez, 16 de junio de 2016