Mi Universar

viernes, 3 de junio de 2016

El ocaso de la luna


El agua mansa del mar
ve sumergirse a la luna
donde acaba el horizonte
y se adormece la bruma.

Aún no es su despedida
regresará nuevamente
como acostumbra hacerlo
a la hora del poniente.

Desde la casa del árbol
suspendida en la altura
se divisa claramente
su platinada hermosura.

Retornará majestuosa
como siempre al día siguiente
radiante y platinada
algo menguada su frente.

Ruben Edgardo Sánchez, 3 de junio de 2016