Mi Universar

domingo, 22 de mayo de 2016

Bienvenido sea el sol


Lo estábamos extrañando
cada día un poco más
parecía imposible
que pudiera regresar.

Nubarrones persistentes
se empeñaban en cubrir
el cielo a toda hora
con un denso manto gris.

Hoy se muestra muy radiante
rodeado de un cielo azul
un domingo placentero
disfrutando de su luz.

Después de días y días
sin su brillo y su calor
aunque sea a cuentagotas
bienvenido sea el sol.

Ruben Edgardo Sánchez, 22 de mayo de 2016