Mi Universar

martes, 10 de mayo de 2016

Apenas un apellido


Si me preguntan quién fue mi padre
tengo muy poco para contarles.

Llevo su sangre mas no su esencia
porque en mi vida fue sólo ausencia.

Si es que aún vive hoy cumpliría
noventa y seis años de vida.

En mis entrañas siento el vacío
nada de él llevo dentro mío.

Este individuo era un enfermo
y sólo tengo malos recuerdos.

Llevo el olvido a flor de piel
tras medio siglo de estar sin él.

Es una ausencia cuasi infinita
y una palabra siempre inaudita.

Sólo ha dejado tierra arrasada
y una familia abandonada.

Algo en común hoy compartimos
y es apenas un apellido.

Aunque es la herencia de mi abuelo
y para mí ya es un consuelo.

Ruben Edgardo Sánchez, 10 de mayo de 2016