Mi Universar

jueves, 10 de marzo de 2016

O Sole Mío!


Tan sólo me basta el sol y con eso soy feliz
condición 'sine qua non' para que pueda existir.

Porque nada es más valioso que su magnanimidad
su presencia es garantía de nuestra vitalidad.

Sin faltar un solo día nos renueva la esperanza
de mantenernos vitales conforme la vida avanza.

Entre todas las estrellas está entre las más pequeñas
sin embargo su poder no reconoce fronteras.

Es fuente de inspiración para todos los artistas
vive rodeado de musas que le regalan sonrisas.

Al cantar 'O Sole Mío!' el tenor con devoción
el astro rey le regala todo su brillo y calor.

Ruben Edgardo Sánchez, 10 de marzo de 2016