Mi Universar

lunes, 21 de marzo de 2016

Los fenómenos celestes


Durante noventa días en el hemisferio sur
las noches serán más largas y tendremos menos luz.

Hacia finales de junio el proceso será inverso
las noches serán más cortas y los días más extensos.

Estos procesos graduales resultan imperceptibles
se producen anualmente de manera reversible.

En el caso más extremo los veranos e inviernos
son fenómenos opuestos en uno y otro hemisferio.

En cambio son similares y con leves diferencias
los entrañables otoños y las dulces primaveras.

Los fenómenos celestes resultan fundamentales
para el ciclo de la vida por ser hechos primordiales.

Ruben Edgardo Sánchez, 21 de marzo de 2016