Mi Universar

domingo, 28 de febrero de 2016

Visita al Vaticano


Hay alguien que está muy triste
porque el Papa no lo quiere
comienza a pensar en serio
que algo extraño le sucede.

Esperaba algo mejor
a juzgar por lo que dijo
porque resulta muy feo
que un Papa no ame a su hijo.

Ni siquiera es su hijo
tampoco es un pariente
mucho menos un amigo
dicen que es Presidente.

Ah bueno eso es muy grave
algo raro está pasando
que dirá entonces la gente
que los está observando.

Seguro que al despedirse
ambos se darán la mano
no será un grato recuerdo
su visita al Vaticano.

Ruben Edgardo Sánchez, 28 de febrero de 2016