Mi Universar

jueves, 11 de febrero de 2016

Un ser muy especial


Por siempre lleno de vida majestuoso e imponente
arraigado a la tierra desde que era simiente.

Siempre dispuesto a entregar con gran generosidad
la saludable frescura de su sombra sin igual.

Es el hogar de las aves refugio de los roedores
al correr las estaciones se viste de mil colores.

Nos regala las bondades que tanto necesitamos
oxigena diariamente el aire que respiramos.

Demanda entre otras cosas que respetemos su vida
un poco de agua y de sol y amigable compañía.

No es mucho bien lo sabemos y a cambio tanto nos da
el árbol es generoso y es un ser muy especial.

Ruben Edgardo Sánchez, 11 de febrero de 2016