Mi Universar

lunes, 8 de febrero de 2016

Pan de vida


Esperaba un pajarillo y se acercó una mendiga
ambos en busca de algo una moneda una miga.

En esta plaza hay palomas que van en busca de pan
y unos bandidos gorriones que se lo quieren quitar.

Los paseantes se disputan singular convocatoria
ellos plácidos sentados y en derredor las palomas.

De repente una bandada presurosa y muy atenta
va en busca de otro pan convocados a otra fiesta.

En medio del alboroto y entre tanto picoteo
los gorriones afanosos descubren el alimento.

Son ágiles y resueltos mucho más que las palomas
ellas cargan mucho peso el precio de ser glotonas.

Es todo quería decir que la vida es generosa
en medio de tanta pena nos ofrece grandes cosas.

Ruben Edgardo Sánchez, 24 de junio de 1993